Paris! Matri

El vuelo NYC – Paris fue algo así como la perfección anterior repetida, película introductoria, me despertaron a desayunar y llegue! jajajajaja me encantan esos viajes (Para mis lectores, a propósito han sido omitidos los reclamos estomacales que gracias a Dios solo fueron gruñidos del esfuerzo para digerir la barbaridad gringa que me comí)

Vole en XL Airways, la bajo costo francesa, pero cuando me monté todo dice Omni, no se que hace esta gente, pero aja, cumplió el propósito, no tienen clases, todos montados en igualdad, y me fui en la parte de adelante, todo bien gracias a Dios y sanito.

Llegada al Charles de Gaulle, bonito aeropuerto, bello reencuentro, ducha de policia, ponerme mi atuendo formal, cargar mis cosas, presentarme a la aduana, fue la primera que me pidió reservas, tíquetes, etc. (Cuando mas afán se tiene es cuando mas joden), y mientras hacia eso se pasó la horita de internet gratuito que dan (Es que son lichigos vea).

De ahí en adelante si comenzó una aventura, buscar un cajero, retirar euros, caminar medio aeropuerto a coger el tren, descifrar las instrucciones de Susana para llegar, decidir irse a la de Dios (mientras analizaba todo esto perdí el tren) esperar el siguiente tren con mis cosas a cuestas (mas de 20kgs)… ya camino a Paris, veo que en la tercera parada el contexto a cambiado, se ha tornado de multicultural a un ambiente color negro.

Negro literal, gente como brava, con ganas de pelear, incomodan, en fin, informan que se ha sucedido un accidente y me veo en la obligación de cambiar la ruta, voy buscando la estación de tren final Versailles Chantion, entonces cuadro todo de nuevo, camino, me empujan, empujo, se quejan, bla bla bla, llego a la estación final del metro para coger tren (son diferentes, uno va por debajo y el otro por encima) y de un momento a otro veo la torre, quedo sin habla, maravillado, guao guao guao, es la belleza en acero, vuelvo a concentrarme, pregunté si todo bien, y voy bien, verificó y todo ok, voy a Versailles Ch, (No cabe mas en los letreros)

Llegue a Versailles Ch.
¡Carajo!
No era acá.

He llegado a Versailles Chateu (al castillo) e iba a Versailles Chantion.

El caído caerle, ya me perdí la ceremonia (Por el accidente todo se demoró), y ahora no pienso perderme la fiesta!! voy a coger un taxi, voy al puesto de información, preguntó cómo cojo un taxi, me señalan vaya a allá y espere.

Voy a allá, y espere, espere, espere, no me caben las palabras de esperar media hora, en ese momento, me doy por vencido, me tocó el bus, voy caminando al puesto de información, a pedir el bus, algo me dice que volteé, giro la cabeza y veo un JAGUAR parqueado como taxi.

Pienso, lo bueno se hace esperar, me regreso, le hago señas, todo bien, me monto al vehículo de los dioses, doy las instrucciones del caso y a disfrutar la campiña francesa (Yo cuando me case pienso hacerlo en algún lugar guao, pero Susana ya me tomó la delantera) si Paris es Bella, sus campos son mas bonitos aún, el clima… ideal, la casa… ve es que es cosa bonita! y mi carro mas bello! jajajajaja he llegado, y como siempre, el dolor al momento de pagar 40euros la carrerita en Taxi, pero aja, primera vez que monto en carro de ese estilo, con conductor, y buena música.

Llego con mi corbatín, backpack, maletin naranja, y una señora muy amable me dice, te recibo? y yo todo condescendiente, le respondo, esta pesado, y ella dice no importa. (Carajo, el servicio vale la pena) coge el maletín como si nada, me recibe todo, me ubica y acababa de desembarcar los recién casados!

(Notese las medias rojas)

Matrimonio perfecto. Lo tuvo todo, pero todo es todo. Desde estilo chic, hasta la recocha latina. Me gustó tanto el coctel de recepción que le compre el CD al grupo de música (Por lo cierto que lo estoy escuchando ahora), es un swing (Sí, el tipo de música llamado swing), y dieron todo tipo de canapes, desde foi grass hecho ahí mismo, hasta pinchos de mariscos asados en el sitio, como sopa de lentejas en shots, canapes que iban con ingredientes desde huevos de pescados (O para lo mas ilustrados Caviar) hasta muslitos de pollo, realmente no pude identificar que comía, solo sentía que era ambrosia (Ese día me sentía un Dios), conocí a gente super interesante, como Jose Namén, Carolina, Sole, Michelle, los alemanes…

Es que después entramos al salón, como 4 horas después de coctel, y me habían ubicado en una mesa super extraña, no conocía pero a Nadie! pero aja, la super inteligente de Susana me ubicó con pelaos que viven en Londres y trabajan en el mundo de las finanzas (Ex compañeros de Hong Kong de Tomas) y Caro, que trabaja en las finanzas en Bogotá, ex compañera de Susana. Serví de interprete español-inglés para lo que habría de venir.

El matrimonio es diferente a nuestro estilo porque no es una fiesta como tal, es algo mas sensible, donde la familia entrega a la otra persona su hij@ / amig@ / herman@, por lo que hay discursos al comienzo de cada uno de estos roles donde buscan resaltar unas cualidades de cada uno, fue muy muy bonito, éramos alrededor de ¿100 personas? no se, pero todos éramos allegados a los novios, y a mas de uno se le resbaló la lagrima con los discursos (William Diaz se fajó)

Después la comida (Mas comida!) lo justo pero sustancioso, ya que habíamos comido mucho mucho con las canapés, y después vino lo mejor. Los postres! ombre… había uno al final, que era de caramelo… que es como esa torta de caramelo de Bogotá, que solo viene caramelo y ya? bueno aquí era lo mismo pero si esa es 30% caramelo y 70% torta, aquí es al revés.. me serví tanto que al final no pude mas.

Finalmente, entre todo este tiempo, los meseros inundando de champagne, y finalmente, una mesa donde tu ibas, pedías el trago que quisieras y te lo daban.

Como toda fiesta perfecta que sabe que habrán ríos de alcohol, el regreso estaba programado en buses, salió el primero a la 1am, y otro con el que se terminó la fiesta a las 3am. El que pida mas que le piquen caña.

Valió la pena el corre corre, fue fantástico! el mejor matrimonio al que haya ido!

Pero no para ahí, al otro día…

Tico miraba el reloj y decía, es temprano, sigo durmiendo, como en tres ocasiones… y es que claro! android no es apple! no actualizó la hora a pesar de estar conectado a wi-fi, y eran las 2pm… había un brunch!

Bañarse y salir corriendo.

Me entero que TODA la comida la hizo el suegro y una cuñada de Susana, eso si es fantástico. Yo si sabía que todo eso era tan bueno porque iba cargado de amor.

Disfrutar de nuevo, relajandose en una tarde soleada en la campiña francesa, champagne, postres, buena comida de nuevo… y venirse a descansar.

Felicidad hasta acá.

(No hay muchas fotos porque entenderán el enredo, el otro post ya es oficialmente backpacker, y ya tengo mas fotos!)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *