La Odisea de un MBA

Un MBA es una odisea, No es sobre el conocimiento. Hoy se encuentran todo tipo de cursos ofrecidos por las mejores universidades del mundo en línea gratis. Libros gratuitos. Un MBA es mas bien un reto a las creencias, paradigmas y forma de ver el mundo. Porque el valor del MBA descansa en crear habilidades en un ambiente complemente nuevo.

Exprimiendo el MBA al máximo

 

Vivir en una casa monumental, con nacionalidades de todos los continentes (Menos Australia, pero Filipinas cuenta mas o menos como de por allá ajajajaja), compartiendo dos cocinas, baños, mientras te recargan de trabajo académico, actividades extra curriculares, viajas y buscas trabajo… Algo se aprende del manejo de presión. (Incluyan hacer todas las labores domésticas, si TODAS). Esto invita a pensar diferente, te reta, y en algún momento ataca directamente los pilares de quien creía que era yo.

Adaptarse es la única opción sana, entonces comienza la creación de nuevas habilidades desde casa, teniendo «cultural awareness»

(Traduce en algo así como conciencia cultural, es decir: respetar desde el corazón que todos somos diferentes y comportarse de una manera que tolere, respete y valore esas diferencias).

Eso se sabía desde el principio, pero una cosa es pensar, «que chevere subir a Nabusimake caminando, debe tener un paisaje hermoso!» y otra, es «tirarse la caminata». Aprendí cositas sobre escuchar más, ir mas despacio, ponerme en los zapatos del otro, preguntar mas… respetar.

Porque al final del día el propósito de este viaje es sacarle el máximo de jugo a esta experiencia, por lo que conseguir trabajo era una obligación. Vivir en una casa de estudiantes, y estudiar, donde todos mantenemos de alguna manera una sincronía de entendimiento, es relativamente fácil. Experimentar el mundo laboral hace parte integral de un MBA, conocer un ambiente laboral extranjero, costumbres, comportamientos, etc. Lo tenía que lograr.

Y así lo describí en el blog del MBA que escribí sobre mi pasantía:

“Making the most of my MBA is more than just coming to class; it is also learning in a work environment that is leading a revolution. Taking an internship is an integral part of this experience»

«Exprimir mi MBA requiere mucho mas que venir a clase, también es aprender en un ambiente laboral que esté liderando una revolución. Hacer una pasantía es una parte integral de esta experiencia» (Traducción Inglés – Vallenato)

Describo la experiencia porque creo que relata la odisea de hacer un MBA en el extranjero tiempo completo.

La odisea de un MBA en cristiano:

Todo comienza entendiendo que yo no hice un MBA para ser el mas académico de todos. y que al final del día debía pasar con una nota aceptable para mí. Nunca he querido ser el mejor académicamente porque hay gente que es mucho -mucho- mejor que yo. Y si, el cuento de los asiáticos es cierto. Son MUY MUY buenos académicamente. Igual, esto no se alinea con mi futuro, ser profesor no es mi plan de vida. A mi me gusta es el emprendimiento social.

 

Al principio quería que mi equipo ganara el Premio Hult junto con todas las actividades extra curriculares del MBA (Apliqué a casi todas), las conocí, y me quede solo con el HULT. ¡Oh sorpresa! No pasamos ni siquiera a la primera ronda. :-(. Haciendo cuentas entendimos que habían muy muy muy muy pocas probabilidades de ganar. Por lo que al mismo tiempo comencé a buscar la pasantía de mis sueños.

Entonces dije: $$$ Banca de Inversión $$$.

Pero falle miserablemente. Me gaste cientos de horas arreglando la hoja de vida, haciendo entrevistas de «mentiritas», llenando formularios en línea, corrigiendo cartas de presentación (Una carta adicional que se manda aquí junto con la hoja de vida explicando porque eres el ideal para el trabajo), . Hasta que hable con una amiga de mi hermana que trabaja en una de esas empresas en NYC y con mi «asesora de carrera» del MBA, y no chichi. No chichi. No chichi. Ni yo soy el pollo para ellos, ni ellos son el mío.

No nos hubiéramos entendido pero ni por equivocación. Me deje llevar por el brillo de la escarcha del sueldo, del prestigio. Pero a la hora del té. No. (Es como quererse casar con la modelo del video de Daddy Yankee solo porque es bonita).

Entonces me dije: Lo mío es lo social, y que tenga un impacto significativo en el mundo, algo «disruptive» (Revolucionario). Comencé el proceso de nuevo: investigación, hojas de vidas, cartas de motivación, etc.

Y encontré a CrowdCube, una empresa con oficinas en la universidad, que trabaja en el sector de las finanzas, super joven, y con todo el perfil porque tiene un trasfondo social interesante (Conecta emprendedores y gente normal que quiere invertir, evitando el sistema financiero tradicional, haciendo mas eficiente el proceso, representando beneficios para todos).

Aquí ya había aprendido como era la jugada, me acerque de varias maneras a la empresa, me ayudaron, me conectaron (El tema de la «palanca» que en Colombia vemos como lo peor, aquí se llama «networking» y es la misma vaina pero la versión «bonita») moví cielo y tierra, y lo logré! una «entrevista». Pero… …. ….. volví a fallar miserablemente. No conocía las diferencias culturales, no sabía como se maneja una conversación en un ambiente de negocios. (Eso que mencioné al principio que se aprende duro en la casa? si, pero ahora desde la empresa)

No era lo que yo quería tampoco, quería una empresa mas pequeña, mas dinámica, que me diera mas rienda libre estilo «emprendedor». Por lo que paila, comience de nuevo papito.

Tristeza, pesadumbre, mamera, dejamé está (Como lo llamamos los costeños), esto no es para mí, soledad, lluvia, (esto sucedió en invierno) -.- Como extrañé el sol! winter is coming… 🙁

Gracias a los consejos de amigos, familia, y ale, decidí seguir buscando, y en la clase de emprendimiento, encontré a un emprendedor, y dije, con este trabajo yo, me encanta su concepto, y me encantaría llevarlo a Colombia! salvaría cientos de miles de vidas! espectacular!

La universidad – ups se me había pasado mencionarlo- me había otorgado un subsidio de 3.000 libras para pagárselo a la empresa que me contratara (Si era un PYME) –el papá de los MBA si o no? jajajaa- y me dijo que sí! firme, vamos para esa! yo canté victoria! dije, emprendedor, todo listo, el primer paso era buscar inversionistas para la empresa, comencé a hacerlo (Sin legalizar contratos, ni nada, solo por amor a la patria), y semanas antes de irme a Japón, el emprendedor, me dice: Lo siento Tico, pero no. Cuando tenga la plata te contrato (A pesar que le salía casi que gratis los 3 meses por el subsidio).

Se repite la historia, tristeza, pesadumbre, este no es para mi. y vuelvo donde Jo, familiares amigos y ale con el rabo entre las patas a lamerme las heridas.

Hablo con Jo, le cuento todo y ver que me recomienda. Pero es todo un reto para ella. Normalmente la gente va y le dice, yo quiero trabajar en esto o aquello, yo le dije: Yo quiero trabajar en una empresa con sentido social que sea revolucionaria.  Ella le tocó consultar, averiguar como conocer estas empresas, me dio instrucciones claras. Y comience de nuevo.

Hice lo que me dijo y conocí a Droplet y a la primera llamada lo conseguí. Me dijo el CEO. Listo Tico, va pa esa. Solo habla con la persona a cargo, déjame que me desocupe esta semana y firme! La semana siguiente fui a Londres, (el mismo viaje que me fui a Rusia) me entrevistaron. Y listo. Lo logré.

Sigan creyendo que fue por mi linda voz que lo logré jajajaja. Fue mucho mas que eso: Ya sabía lo que quería, como lo quería, donde estaban mis fortalezas, donde era bueno, etc. Tenía el conocimiento cultural de moverme tranquilamente en conversaciones laborales, etc.

Es decir, tuve que pasar todo el proceso anterior para estar verdaderamente listo. Además que el apoyo a las personas cercanas a mí fue fundamental (O quienes creen que eran los que me daban ánimos cuando estaba tirado a la lágrima? Familia y AAPP los extraño, Clemencia y Gerry, Muchas gracias!, Ale, gracias totales!)

Conclusión.

Esta historia es la versión resumida, visité otras empresas, y todo fue mas exigente de lo que lo pinto acá. Mucho mas difícil, como también el proceso de la pasantía en la que estoy es mas gratificante (Ya me dijeron que me puedo quedar hasta Enero, aquipiti!)

Este capitulo de mi vida es el reflejo del proceso de aprendizaje del MBA, incluye cursos de meditación de 8 semanas, peleas, discusiones, malentendidos, viajes, meditación cuasi diaria, rezar, disciplina militar, de todo un poquito. Es el proceso de conocerme a mi mismo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *