Lo que nadie te va a decir de Canada

Esto es como el matrimonio, por mucho que te puedan avisar, leas toneladas de artículos y blogueros, hay un aguacero de cosas que, como dice el carnaval de Barranquilla «El que lo vive es el que lo goza». Por eso este post es en concreto sobre lo que nadie te va a decir de Canada. 

Lo que nadie te va a decir de Canada

Lo que nadie te va a decir de Canada

El bigote es porque con él combo estamos haciendo «no shave november» que dicen? me lo dejo?

Top 10 cosas que nadie te va a decir de Canada.

 

 1. Lo duro es la soledad.

No el «estoy solo» mas bien el comenzar de cero relaciones «significativas»,  por lo que venirme en mi caso con Natalia Isabel y el grupo de amigos que tenemos de recién llegados +Sofía y jose han sido tan importantes para nosotros.

Para explicar un poco mejor esto, el problema radica en que esas relaciones sociales que has venido construyendo por años, en la universidad, colegio, familia, practicando deportes se evaporan en un suspiro. Llegas y no tienes a nadie. Piensa en esto 10 segundos. Llegas a una ciudad donde no hablan tu idioma y no conoces a nadie. 

Claro te recomendaron una que otra persona antes de llegar, pero no te conocen realmente ni son tus «amigos», es comenzar de cero. Esto es lo duro, por eso a estudiar mucho inglés, porque el que no lo habla bien, ¡se aísla el triple!

 2. El frío no es grave, es la falta de sol.

Este punto es el clave de todos, porque el frío -todo el mundo lo dice, y tiene razón. Te pones la ropa APROPIADA y ya – apenas entras a cualquier recinto cerrado tiene calefacción a +20. El sol que haces? tomar pastillas de vitamina D y ya. Porque el frío es hasta bacano, respiras y te sientes energizado, es todo un mundo nuevo lleno de aventuras, nuevos deportes, nuevos colores, es totalmente otro mundo. 

Aclaración posterior hecha por el papá de los médicos: De nada vale tomar vitamina D si no tienes sol. El sol es el que activa la vitamina D para que esta a su vez ayude a fijar calcio, si no tienes sol la vitamina nunca se activa y se elimina por la orina como si nada.

Así que debemos dejarnos ver aunque sea un rato del sol. 

Es otro mundo porque la nieve y el frío acarrean miles de cosas diferentes, que el «black ice» que cuidado te caes, que hay diferentes tipos de nieve, y muchos detalles que aún no he aprendido porque apenas está entrando el otoño/invierno 

Aquí el otoño incluye nieve. Se espera que caiga nieve desde el 31 de octubre. Si no cae, es un otoño buenísimo. 

 3. Vas a tomar mucha agua. Mucha, demasiada. 

Y si no lo haces te va a dar dolor de cabeza, se te van a re secar los labios, la piel se te pone peor hasta que llega el punto que te da rasquiña. 

Cuando digo que es «demasiada» agua, es como el doble o el triple de lo que tomaba en Valledupar y/o Barranquilla. La gran diferencia es que no se orina tanto como allá. Estoy comenzando a creer que el cuerpo literal la usa toda por la calefacción. 

 4. Asentarse al principio requiere mucho esfuerzo y dedicación.

Cosas que en tu país ya tienes. ¿Cómo funciona ir al médico? ¿sacar una licencia de conducción? ¿Comprar un carro? Comienza de cero a hacer todos los procesos de nuevo. Así que puedes mirar el proceso de residencia permanente (O el visado que te tocó) como el primer paso para adaptarte.

 5. El pelo se comporta completamente diferente – Para bien.

No tengo ninguna explicación al respecto, solo que hoy cumplo 3 meses sin cortarme el pelo y no se ha «inflado» como ha hecho en el resto del mundo – mis amigos dicen que mi pelo se pone como un casco. No sé qué pasa acá pero el pelo se vuelve mucho más manejable. y si, hoy me lo corto 🙂 y esto nadie te lo va a decir antes de venir a Canada.

 6. Tu piel aún más diferente – para mal, me echo crema en TODO el cuerpo.

De todos los puntos este es el más importante, debes echarte crema en toditico el cuerpo, pies a la cara. Y debes probar con varias cremas, porque depende de tu piel y como se adapte al clima. Pero Debes hacerlo. Si no, te puede dar rasquiña, se cuartea, y se pone bien rara.

 7. El clima es súper hiper mega variable.

He vivido: amaneció a -12 y llegó a 2 en la noche al día siguiente amaneció a 0 y llegó a 8 grados, después cayó 40 cms de nieve. Y se fue. Esto no requiere mucha explicación.

A mí me encanta el clima así. En Inglaterra viví un clima bastante estable y no es 100% recomendado, prefiero la variabilidad porque hay muchos días hermosos.

8. Los canadienses en general son una mezcla entre gringos y británicos. Por ejemplo, usan el sistema imperial, y el métrico – al tiempo.

El sistema métrico usa kilos, centímetros, kilómetros (todo se divide por 10 o 100 y ya). El imperial usa unas medidas rarísimas, yardas, pulgadas, libras (Importante anotar que no se han puesto de acuerdo cuanto pesa una libra, si googleas, hay de todo, parece que la única regla es que pese menos de 500 gramos).

Entienden perfectamente los dos, por ejemplo, la altura de la persona la dicen en pulgadas, pero el peso en kilos. La pregunta del millón es ¿Cuándo se usa cual? Y claramente, este pechito no quiere aprender a usar el imperial ya que solo los gringos lo usan y es mucho esfuerzo. Ya es como hora que se pasen al métrico, donde todo tiene sentido natural.

 9. Hablas mas con tu familia que viviendo allá.

Este punto causa discusión, pero en general me atrevo a aseverarlo porque hay demasiada facilidad. Con un click haces una video llamada cuando quieras, además sientes como la necesidad de cultivar el vínculo que cuando se está allá. 

Por supuesto, tienes mas cosas que decir y la familia siente curiosidad de tu proceso, además que es la mejor manera de apoyarte.

10. Vestirse es todo un arte.

Las capas de ropas que te pones tienen que ser suficientes para mantenerte abrigado por la mañana, que es cuando normalmente hace mas frío, pero tan versátiles que te las puedas quitar apenas llegues a la oficina, para no asarte como un vil pollo, y no tan pesadas que en la tarde/noche te mantengan abrigados.

El truco radica en tener abrigos muy muy buenos, y que todas las capas sean «exteriores», eso de ponerse camisetas por debajo no aguanta. Mejor sacos y chalecos que se puedan quitar/poner según la necesidad.

A no ser que estes pensando entrar al baño y quitártelos cuando los necesites

Bono:  No se debe comprar gorros/bufandas/guantes costosos

El mismo arte de quitar/poner implica que los vas a dejar botados en algún lado. Es todo un ritual ponerse eso antes de salir al frío, por lo que las probabilidades dice que en algún momento se olvidan en cualquier sitio.

Quieres seguir leyendo sobre el proceso? te recomiendo este artículo sobre como conseguir tíquetes baratos a Canada o cuanto me costó todo el proceso? qué tal la validación del título? pero de pronto te sientes un poco aventurero y quieres leer sobre mis aventuras en Japón?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *